Feb 01 2015

PROYECCION

 

proyeccionPROYECCION

Cada día, me despertaba y me repetía una y otra vez.

“Odio que me des la espalda, cuando busco tu mirada.

Odio que me dejes, cuando necesito tu presencia.

Odio tu silencio, cuando anhelo una respuesta.

Odio tus mentiras, cuando solo quiero oír la verdad.

Odio que me culpes, cuando eres tú el responsable.”

Cada noche me acostaba pensando en cómo librarme del odio que sentía hacia ti.

“¡Basta ya! ¡Deja de odiarme y empieza a quererte un poco más!”

Aquella mañana tras limpiar el espejo empañado, por primera vez, te miré a los ojos, permanecí a tu lado, escuché tus palabras, sinceras y de corazón, dándome cuenta que el responsable de ese odio, no eras tú, sino yo.
 
Publicado en: ANTOLOGÍA “ODIO QUE…”

Deja un comentario

Your email address will not be published.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: