Nov 15 2015

EL DAÑO DE LAS PALABRAS

 

PalabrasDañinas6EL DAÑO DE LAS PALABRAS

Soñaba con “un príncipe azul” y pronto encontré “mi media naranja”. Decidimos embarcarnos en una nube y hacer un viaje juntos, donde los posibles infortunios serían “pruebas a superar para demostrar el amor que sentíamos el uno por el otro”. Perdí mi sombra para convertirme en la suya. Poco a poco mis amigos se fueron quedando al margen de mi historia, sabía que “con sus celos me demostraba todo lo que me amaba” y eso me hacía feliz. Siempre estuvo pendiente de mi y de lo que hacía, “no cabían los secretos en la pareja” todo su empeño era protegerme. “Con todo lo que hizo por mi” me sentía en deuda y le convertí en el centro de mi universo “vivía por y para él”.

Nuestras diferencias se hacían cada vez más insalvables, pero “¿quién era yo para separar lo que un día Dios unió?” así que luché con todas mis fuerzas para evitar que el barco se hundiera. “Por amor haría cualquier cosa” porque como dice la canción: “sin ti no soy nada”.

Con el tiempo aprendí a tolerar sus borracheras pues así lo prometí: “en la salud y en la enfermedad”. Después de los insultos, desprecios y humillaciones, no tardaron en aparecer golpes y palizas, pero “el amor podía con todo” así que preferí comprender, perdonar y ayudarle.

Nadie sabrá lo que viví y todo porque decidí callar por miedo a que pensaran que “estaba loca y era una exagerada”.

Ahora que me veo tumbada, teñida de rojo, con el alma vacía y el cuerpo destrozado, maldigo la frase: “hasta que la muerte nos separe”, pues sin apenas darme cuenta, me ha ganado la batalla.

Ya fuera de mi cuerpo, en esa película de nuestra vida que se nos proyecta poco antes de dar el paso a otra dimensión, me he dado cuenta que esto no es lo normal y mucho menos es amor. Estos mensajes nos han ido penetrando día a día con mucha sutileza. Hasta el punto de ni tan siquiera darnos cuenta de lo dañinos que pueden resultar, mermando nuestra persona y porque no, provocando incluso nuestra destrucción. Todo porque acabamos viéndolos “normales”.

No sé si en algún momento volveré de nuevo a esta dimensión, sino lo hago, al menos tú, mujer, que estás ahí, aprende a desarmar estas maniobras. Crea tu propia historia, de principio a fin; no la que la sociedad te ha escrito, desfasada y dañina para los tiempos que corren. Vive una historia donde las naranjas sean enteras; donde muestres al mundo la luz que llevas dentro de ti, capaz de guiarte y protegerte. Una historia donde no sea la muerte la que nos separe, sino el desamor o la falta de respeto.

Publicación en: ANTOLOGÍA “OPINIONES”

 

MITOS E IDEAS ERRÓNEAS SOBRE EL AMOR, LA PAREJA Y LOS MALOS TRATOS EN JÓVENES

Actualmente, personas de todas las edades, incluidas las personas jóvenes, siguen teniendo muchos mitos e ideas equivocadas sobre el amor, la pareja y los malos tratos, que se siguen transmitiendo por modelos y referentes inadecuados observados en algunas películas y series de televisión, revistas juveniles, letras de canciones, novelas románticas así como en anuncios publicitarios.

En otras ocasiones, también en algunas de nuestras propias familias, se mantienen expresiones y conductas sexistas, por lo que si las percibimos de forma continua y natural desde que nacemos, no nos sorprenden ni las cuestionamos, ya que las damos por válidas al observarlas en nuestro entorno.

Propongo a quién le apetezca participar:

Que incluya comentarios de aquellos mitos e ideas erróneas más habituales que oímos a nuestro alrededor y que transmitidos,
desde la sociedad, siguen manteniéndose en muchas personas jóvenes. Cada cual que luego los analice, reflexione y ya os daréis cuentas de si son o no justos.

Para empezar os dejo unos cuantos que nos facilitaron en una conferencia.

14 comentarios

Ir al formulario de comentarios

  1. “El amor lo puede todo”
    Puede que esperes del amor que arregle siempre los problemas en la relación pero muchas veces las diferencias son insalvables y no es suficiente que le ames para conseguir que tu pareja también lo haga o que vuelva a tratarte bien.

  2. “Por amor haría cualquier cosa”
    Hay límites de respeto y dignidad que no conviene que traspases nunca si no quieres empezar a sufrir desamor, maltrato y sufrimiento de todo tipo.

  3. “Es celoso porque me ama”
    Las personas celosas son las que te agobian, te presionan y hacen sufrir porque necesitan tenerte controlada ya que su inseguridad, desconfianza y poca autoestima les hace temer que les dejes por cualquier otra persona.

  4. “Si le quiero tengo que contárselo todo”
    Aunque sea tu pareja no tienes por qué contarle todo, ten cuidado cuando creas que lo que le digas no va ser positivo para vuestra relación porque probablemente lo malinterprete, se vuelva más desconfiado o le haga sufrir.

  5. “Como le amo debería hacer todo lo que me pida”
    El hecho de que le ames no debe presuponer que tengas que hacer lo que sea para complacerle, es totalmente necesario que respete tus decisiones personales y libres.

  6. “A mí nunca me van a maltratar”
    Cualquier chica o chico podría sufrir maltrato si se relaciona con alguien que no respeta a las demás personas, y esto nos puede pasar por muy inteligentes que seamos o por mucho que sepamos.

  7. “El maltrato en la pareja sólo ocurre entre las personas mayores”
    Los malos tratos puedes sufrirlos en cualquier edad y actualmente cada día hay más chicas jóvenes que se sienten maltratadas por sus parejas o amistades.

  8. “Los malos tratos son sólo cuando te pegan”
    También te maltratan cuando te insultan, menosprecian, amenazan, ridiculizan… y generalmente suele doler aún más, tal como lo comentan las propias chicas que son maltratadas.

  9. “Si le quiero debo acostarme con él cuando me lo pida”
    Porque sea tu pareja no tienes ninguna obligación de acostarte cuando él quiera, ni tampoco tener relaciones sexuales que no te agraden o desees en ese momento. Nunca hagas nada porque te obligue.

    • Isabel Alarcón García on 16/11/2015 at 19:37

    “No seas nenaza, lo chicOs no lloran”.
    Un niño pierde su peluche ¿y no puede llorar? Un niño echa de menos a un amigo y ¿no puede llorar? ¿Pensáis que esto le hace ser un blandengue? ¿Os habéis parado a pensar que sucede al reprimir la expresión de una emoción? Lo normal es que nuestro cuerpo se manifieste fisiológica y conductualmente, pero si se le bloquea aparecerán otras manifestaciones, en el caso de la tristeza, si no la permitimos, quizás el asco y repulsión nos invada, o quizás el miedo a que le vuelva a pasar o porque no, el enfado o la ira. Imaginemos que cada vez que esa persona siente ganas de llorar por algo que le pone triste, se enfada o se lo guarda, irá almacenando una tras otra y a la mínima puede saltar con una patada, un insulto, golpes, arrojar objetos… con el tiempo se habrá logrado el objetivo de aquellos que utilizan esa expresión: “no ser una nenaza” pero a cambio se puede llegar a conseguir algo peor “una persona agresiva en potencia”. Observar a gente agresiva o que está continuamente enfadada ¿la veis alguna vez llorar, permitirse estar triste? Si no habéis visto la película de animación de DEL REVÉS, os animo a hacerlo y ver todo esto.

    • Isabel Alarcón García on 17/11/2015 at 22:41

    “Hasta que la muerte os separe”
    Estamos en el siglo XXI, esta frase tendría que estar borrada del mapa desde hace tiempo. Una persona que en su día se unió a otra por amor ¿debe soportar a su pareja si esta le agrede, insulta, golpea, humilla, maltrata? ¿hasta cuándo tiene que aguantar? ¿hasta que la muerte les separe? Creo que una cosa es luchar juntos ante las adversidades, apoyarse, ayudarse mutuamente, pero todo tiene un límite. Pero cuando las diferencias se hacen insalvables, cuando se falta el respeto o incluso se acaba el amor, ¿Qué sentido tiene seguir juntos? Ambos se merecen una oportunidad de ser felices ¿así lo serán? Yo cambiaría la frase por algo así como … “Hasta que el respeto o el amor se acaben”

    • Marta on 10/12/2015 at 22:16

    Me ha gustado mucho tu artículo, Isabel. Muy acertado, bien escrito y a la orden del día, lamentablemente.
    Es difícil que una mujer (voy a hablar en femenino) se dé cuenta de buenas a primeras de que está siendo víctima de maltrato por parte de su pareja porque precisamente no entra en la cabeza de esa mujer que la persona que más ama es la que más daño le puede estar haciendo. Pero es que estos tipos son muy inteligentes y te van machacando poco a poco hasta que te anulan. Necesitan subir su autoestima bajándote la tuya.
    Las palabras son muy poderosas y deberíamos ser más conscientes de ellas porque te van taladrando y no te das cuenta del año que pueden hacer. Como dijiste cuando hiciste referencia a la media naranja y la naranja entera. Si hablamos de “media naranja” estamos partiendo de una carencia, de sentir que sólo eres completo cuando estás con alguien más, con esa otra mitad. Cuando realmente de lo que creo que se trata es de que tú seas una naranja entera y busques otra naranja entera.
    Es cierto que las películas, letras de canciones (“sin ti no soy nada”:¡por favor!!), etc etc han hecho mucho daño. Al margen de la parte artística, si prestamos atención al lenguaje estamos llenos de estos mensajes.
    También pienso que, en cierto modo, la sociedad te impone estar en pareja y hay mucha gente que parece que necesita estar en pareja porque igual “se le pasa el arroz” o porque a ver qué va a ser eso de no tener novio. Este planteamiento (a veces obsesivo) también puede derivar en estar con una pareja que no sea la adecuada sólo porque “mejor mal acompañada que sola”.
    Dicen que el amor lo puede todo, que el amor es sacrificio pero…¿cuántas aberraciones no se habrán cometido en nombre del amor?
    Eso de que “hasta que la muerte nos separe” pues me parece un precio demasiado alto a pagar.
    Bueno, se podrían decir mil cosas pero creo que con estas líneas he dejado un poco lo que opino al respecto.
    Un saludo.

  10. Hola Marta, totalmente de acuerdo con todo lo que dices. Esa es la idea que he querido plasmar. El otro día una mujer de unos 49 años me contaba que estaba en proceso de separación y su suegra le decía.. que cómo hacía eso, que no podía, que en las buenas y en las malas había que estar juntos.. tela, una cosa es superar adversidades pero otra es cruzar la línea en la que se falta el respeto.

    • Marta on 01/01/2016 at 20:23

    Hola Isabel: Cuando uno se casa se entiende que es para toda la vida pero durante ese camino las cosas cambian y es lo que dices, si se falta el respeto y hay más momentos malos que buenos en la relación siempre es mejor que cada uno siga su camino para darse la oportunidad de conocer (si quieren) a otras personas que les puedan volver a hacer felices. Todos cambiamos y atarse a alguien para toda la vida por la firma…eso está en las creencias o educación de cada uno y entiendo que esto se da más en las generaciones de nuestros padres, abuelos, etc (aunque también en la nuestra) pero no creo que hayamos nacidos para ser desgraciados con una persona en particular sólo por ese compromiso pactado en un momento dado. ¡Y feliz año!!

Deja un comentario

Your email address will not be published.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: