Ago 10 2017

Grupo de trabajo: CAMBIO DE CREENCIAS LIMITANTES

Antes de nada te sugiero que leas el apartado QUE OFREZCO, ya que esta actividad está enmarcada dentro de lo que ahí explico.

 

Ahora bien, las creencias podríamos dividirlas en:

  • LIMITANTES: aquellas que nos bloquean, paralizan y nos cierran posibilidades de actuación, impidiéndonos alcanzar nuestros objetivos. 
  • POTENCIADORAS: serían aquellas que te abren posibilidades, nuevos caminos por los que ir y actuar de un modo diferente con el fin de conseguir nuestras metas.

 

Estas creencias se han ido instaurando en nosotros desde muy pequeños, las hemos ido aprendiendo de nuestra familia, amigos, entorno, incluso me atrevería a decir que algunas las traemos ya de generaciones pasadas. Las tenemos tan interiorizadas que dirigen nuestra vida.

Por ejemplo, si de pequeño te han dicho que eres torpe y has crecido en un entorno donde te lo recordaban a menudo, es posible que de mayor te creas que eres torpe y como eres torpe, todo lo que te ocurra lo vivirás con torpeza. Otra persona podría verlo como un descuido, pero tu dirás “!Qué torpe soy!”.

Hacer un cambio en nuestras creencias implica:

 

DETERMINAR EL LUGAR EN EL QUE ESTAMOS

  • En primer lugar es preciso identificar aquellas creencias que nos limitan. Siguiendo con el ejemplo, si esa persona se plantea montar un negocio, quizás no se atreva pues con su torpeza podría ser un desastre. Estaríamos ante la creencia limitante “Soy torpe”
  • Luego habría que ver si esas creencias están realmente o no justificadas. Alguien que crea que “No puedo” y por ejemplo no tiene manos, podría estar más justificado que aquél que no tiene impedimento alguno.
  • Una vez identificada, hay que rascar un poco y descubrir que emoción se oculta tras esa creencia limitante. Las emociones son motores de acción, en ocasiones nos activan y en otras nos paralizan. Sacar a la luz emociones que quizás no nos permitimos o que ocultamos también es importante y nos ayudará en el proceso de cambio. De lo contrario es probable que nos arrastren con fuerza a nuestra zona de confort.
  • No podemos olvidarnos del cuerpo, lo más probable es que esté en coherencia con aquello que pensamos y sentimos, asi que es preciso identificar cómo es nuestro cuerpo con esa creencia limitante. Si hacemos cambios en nuestros pensamientos, es posible que se requieran cambios en nuestra postura. Imaginaros cómo es el cuerpo de aquella persona que cree “Yo puedo” y el de aquella que piensa que “Yo no puedo” ¿distintos verdad?
  • Ahora es momento de encontrar una creencia potenciadora que sustituya nuestra creencia limitante.

 

DETERMINAR EL LUGAR AL QUE QUEREMOS IR

  • Tener un objetivo nos ayuda a poner foco en el lugar al que queremos dirigirnos. Este objetivo puede incluso cambiar a medida que avanzamos por un nuevo camino. Imagina que tu objetivo inicial es atravesar una cordillera, para ello te planteas ir escalando montaña a montaña, pero resulta que al alcanzar la primera cima, las vistas desde arriba son tan espectaculares que al dirigir tu mirada hacia otro lado ves un hermoso valle donde te gustaría vivir. Es un gran error pensar que solo seremos felices o habremos triunfado si conseguimos alcanzar nuestro objetivo o sueño. No podemos condicionar nuestra felicidad o plenitud a un resultado. Es más importante pensar que esos sueños nos van a ayudar a salir de nuestra zona de confort, nos ayudarán a ilusionarnos, superarnos, a levantarnos cada día con nuevos retos. Por tanto, la felicidad pasa por cada paso que vamos dando, por cada obstáculo que superamos, por cada aprendizaje que nos llevamos, por la persona en la que poco a poco nos vamos transformando, por el modo en que nos hacemos responsables de conducir nuestra vida.
  • En ocasiones se tienen objetivos, pero nos damos cuenta que no llegamos nunca a alcanzarlos. Quizás porque son muy generales, inalcanzables, sin fecha o incluso porque nos marcamos demasiados a la vez y no damos alcance a todos ellos. Es por ello muy importante definir correctamente el objetivo.

 

PASAR A LA ACCIÓN

  • Una vez que sabemos lo que queremos, es momento de reforzar nuestra creencia potenciadora con nuevas acciones. No es suficiente con repetirnos todos los días “Yo puedo, yo puedo, yo puedo…” si a la hora de actuar sigo haciendo lo mismo “huir”.
  • Esto nos lleva a la resistencia que nos ponemos a nosotros mismos para llevar a cabo nuevas acciones que nos saquen de nuestra zona de confort. Así que es preciso identificar el modo en que nos solemos “boicotear”. Dejarlo para otro día, olvidarnos.. son algunos ejemplos de ello.
  • Repetir, repetir, repetir, y repetir. Tenemos nuestro cerebro programado para que ante una determinada situación salte nuestra creencia, ésta activará un determinado programa que nos indicará el modo en que debemos actuar. Dicen estudios de yoga que para crear un nuevo hábito se necesitan 21 días, otros estudios hablan de cuarentenas.. nosotros vamos a ir un poco más allá y estaremos 2 meses. Trabajando y repitiendo día a día. Aquel que falle alguno tendrá que volver su contador a cero, pero para eso estaremos el resto, para apoyarnos.
  • Por último, y no menos importante… ¿qué creéis que falta? uhmmm, es algo que nunca se suele hacer. ¿que os parecería un refuerzo positivo de aquello que vamos alcanzando? ¿que os parecería celebrar los logros? ¿que os parecería dar muestras de gratitud por lo que hemos avanzado?

 

¿QUÉ HACER CON TODO ESTO?

Crearé un grupo reducido de unas 6 personas donde trabajaremos durante 2 meses sobre lo expuesto arriba. Lo haremos reuniéndonos algún día que coincidamos todos ya sea presencialmente o vía skype y haremos seguimientos diarios por whatsapp.

Entre los beneficios que podemos encontrar trabajando en grupo tenemos:

  • El saber que no estamos solos en el proceso de cambio.
  • Sentimiento de pertenencia a un grupo donde uno es aceptado, no es juzgado y su voz es escuchada y valorada.
  • Damos y recibimos apoyo del resto de miembros.
  • Compartiremos experiencias aprendiendo de los aciertos y errores de los demás.
  • Nos sinceramos de una forma más sana.
  • Creamos nuevos vínculos y por que no, nuevas amistades.

 

¿CON QUÉ HERRAMIENTAS VAMOS A TRABAJAR?

Contaremos con herramientas tan potentes como nos ofrece el Coaching, el PNL, la escritura, la relajación y meditación.

 

¿QUIÉN PUEDE APUNTARSE?

Todo aquel que esté dispuesto a llevar a cabo un cambio en su vida, que está cansado de repetir una y otra vez patrones que no le llevan a donde quiere y que se sienta con el compromiso de trabajar cada día en ello durante al menos los 2 meses que tendrá lugar la actividad.

 

¿CUÁNTO CUESTA?

Esta primera vez tiene un coste de 0€. Si agradecería que al finalizar cada uno de los integrantes compartierais con vuestros comentarios como ha ido la experiencia.

 

¿DÓNDE Y CUÁNDO EMPEZAMOS?

Los encuentros tendrán lugar en San Sebastián de los Reyes, Alcobendas o Tres Cantos. Llegado el día determinaremos el lugar concreto.

La idea es que como somos poquitos montar el grupo en esta semana y poder tener el primer encuentro antes de finalizar el mes de agosto. Tenemos septiembre a la vuelta

 

¿CÓMO APUNTARSE?

Envía un correo a isabel.alarcon.coach72@gmail.com indicando tu nombre, e-mail y teléfono de contacto.

No lo dejes. Sólo hay 7 plazas !!!!

 

“DE LO QUE ERES A LO QUE QUIERES SER,

DEPENDE DE LO QUE HAGAS AHORA”

 

Puedes ver las fotos de la actividad en el bloque de FOTOGRAFIAS.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

error: Content is protected !!
A %d blogueros les gusta esto: